Servicio Información telefónica y atención al cliente

4 comentarios

  1. ANTONIO MARTIN MORADILLO
    at · Responder

    El 15 de Junio de 2015, me regalaron una prenda, impermeable y ligera, comprada en La Coruña, me la enviaron, resultando que era necesario utilizar una talla superior, y teniéndome que marchar de vacaciones a la playa, y no teniendo necesidad de ella, por la estación, la deje marginada. Vuelvo de vacaciones, tengo problemas de agenda, viajes de negocios, etc, y se va posponiendo el cambio de tallas. Y el viernes día 2 de Oct, y acercándose las posibles lluvias, nos dirigimos a la tienda que Uds, tienen en el Paseo de la Independencia, 34, o 36, de Zaragoza, y expongo mi problema.
    Correctamente, se me informe que no la pueden cambiar, «por las condiciones particulares» de la empresa, y les digo que me den una solución. La conversación se va agriando, pero siempre de forma correcta, y con disgusto de mu mujer, por el tono, llega a un extremos de SENTIRME HUMILLADO COMO EN NINGUNA TIENDA, LO HE SIDO. Tuve que ponerme la prenda, por que un vendedor, como el encargado general de la tienda, no se creia, el defecto del tallaje, e incluso, separaron el ticket de las etiquetas, sin decirme la razón. Sugerí que me diesen dienro de esa teinda, les solicité una solución, y al final, ante su negativa, la de Massimo Dutti, tuve que marcharme con una sensación de impotencia, y haber hecho el ridículo.
    Espero que Uds, me darán una solución a este, para mí, Desprecio al Cliente. Un saludo.

  2. Jesús Gómez Mónico
    at · Responder

    Mi reclamación es en relación de una corbata que me habéis vendido defectuosa esta misma mañana 8-10-2016. En el centro de Diagonal Mar. Hasta aquí no más problema. He hecho una compra de 140 euros en total. El dependiente que me ha atendido, muy amable por cierto. No uso esa prenda casi nunca y al hacerme el nudo mi suegro en casa, nos hemos dado cuenta que estaba defectuosa. He ido esa misma tarde con la corbata y el ticket, tranquilamente a hacer la devolución; para cambiarla por otra o un ticket de compra. De hecho la dependienta estaba procediendo así, tranquilamente; hasta que ha aparecido la encargada de la tienda, Susana; y me ha dicho que la corbata estaba manipulada y no admitía devolución. No ha atendido a ninguna de las explicaciones anteriores; que había sido manipulada y que no tenía etiqueta. La corbata me fue vendida sin etiqueta, fallo mío por no darme cuenta, pero da igual, la prenda es defectuosa, soy un buen cliente; o si me compro un pantalón o chaqueta, quito la etiqueta y después detecto un defecto, ¿no admite devolución por vuestra parte?.
    Susana me ha tratado sin educación y haciéndome sentir un chorizo por intentar cambiar la corbata defectuosa.

  3. María
    at · Responder

    Compre un plumas por la web para regalar y dicen 2 ó 3 dias llevo una semana y no recibo nada y eso que es para tecoger en una de sus tiendas.
    Por li menos atiendan mejot a sus clientes cumplan con sus plazos y si no llegan amplielos. Porque ahora he tenido q compar otro regalo sin necesidad puesto q ya lo había comprado con tiempo.
    DECEPCIONADA no vuelvo a comprar así, y en sus tiendas de forma directa.

  4. Ana
    at · Responder

    Buenas tardes , les escribo para relatar lo que me sucedió en una de sus tiendas.
    El pasado día 4 de mayo fui a la tienda de Massimo Dutti ubicada en el Siam Mall (Tenerife sur) con el fin de comprar un regalo para el día de las madres. En el interior de la tienda me encuentro una promoción de algunos artículos con el 20% de descuento en uno de los muebles expositores. Hay colocados varios bolsos, zapatos y justo debajo del cartel donde los más claramente que se ve es «20%» unas pieles. Me dirijo a la empleada y le pregunto si esas pieles tienen el descuento también, a lo que ella me contesta que efectivamente tienen el descuento. Ese día decido comprar otra prenda y me vuelvo a casa pensando en la posible adquisición de esa «piel con descuento» que he visto y me ha confirmado una de sus empleadas.
    Regreso a la tienda el domingo 07 de mayo tras decidir adquirir la «piel con descuento» en cuestión. Después de probármela y confirmar la talla, una empleada diferente a la del anterior día me reitera el 20% de descuento sobre dicha piel, es más, sus palabras textuales fueron: «aprovecha hoy porque es el último día y mañana vuelven a su precio original».
    Al ir a pagarla, la cajera me dice que esa piel no tiene descuento, le digo que estaba en el expositor de los artículos en promoción, debajo del cartel y ella a la defensiva y poco conciliadora me señala un perchero al otro lado de la tienda donde se encuentran las pieles que tienen descuento y que esas en particular ubicadas debajo de letrero informativo con la promoción pone en letra pequeña que el descuento se refiere a algunos zapatos y bolsos, y que ese cartel no hace referencia a pieles, como queriendo decirme «¿de donde has sacado semejante estupida conclusión?». Le contesto que efectivamente pondrá eso (sé leer), le digo que el cartel en particular no hará referencia a pieles pero sus compañeras me han dado entonces una información errónea hoy y el pasado día, además de la colocación de un cartel que cuando menos induce a la «confusión» por su posición sino incluso considerarse «publicidad engañosa» desde mi perspectiva.El perchero en el cual estaban las pieles con descuento carecía de cartel alguno que lo indicase, pero el cartel si estaba situado sobre las pieles que no lo tenían. La cajera en actitud aún más borde lo único que repite como si fuera un contestador automático es «le entiendo perfectamente señora». Cuando le reitero que ha sido su compañera quien me ha llevado a la creencia de que la piel tenía descuento (dos empleadas diferentes en días diferentes)y por lo tanto ha decidir su adquisición, me informa de la existencia de una encargada de tienda para cualquier queja o reclamación. Yo desisto de la presencia de la encargada por dos motivos, el primero y fundamental, no poner en un aprieto a la empleada que me ha dado una información incorrecta. En segundo lugar, por no volver a repetir lo ya dicho sin alcanzar un desenlace diferente.
    Me siento muy molesta con la respuesta dada por su cajera ante la situación, me siento engañada con sus carteles de publicidad situados en el interior de la tienda que en el colmo de males, confunden a sus propias empleadas. Lo que finalmente depara en situaciones incómodas y desagradables a compradoras como yo.
    Sin otro particular y a la espera de una respuesta por su parte, les saluda atentamente.

    Ana
    Enviado desde mi iPad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *